SÁHARA OCCIDENTAL

Las aguas de África occidental son muy ricas en plancton, alimento base para una gran biomasa de invertebrados que a su vez sirve se alimento a miles de especies de peces, pájaros y mamíferos marinos.
Aunque los recursos pesqueros de Mauritania han sido explotados al máximo en las últimas décadas, la pesca deportiva de sus orillas sigue siendo excelente. Los vuelos entre Gran Canaria y la segunda cuidad del país, Nouadhibou, que se encuentra en un estrecha península cerca del la frontera con el Sahara Occidental, son casi a diario y el tiempo de vuelo es de una hora y media.

Acompañado por mis cañas de Surf-casting y de Mosca, he tenido la oportunidad de pescar las aguas de este país en varias ocasiones y lo considero uno de los mejores destinos del mundo para el Surf-casting.

Desgraciadamente las enormes Corvinas (Argyrosomus spp.) de hasta 60 kilos, tan comunes en la playas Mauritanas hasta la década de los 80, fueron víctimas de los palangres, pero la especie sigue luchando y hay bastantes peces juveniles de entre 2 y 10 kilos. Hay también gran número de grandes Sargos, Samas y otros peces de fondo además de los grandes tiburones y rayas.

Las condiciones de pesca en este trozo de desierto suelen ser duras, sobre todo en el lado de la península que da al Atlántico, debido a las fuertes corrientes y los vientos alisios (Al otro lado de la península está la bahía o “mar interior”, con unas condiciones menos extremas).

Para el Surf-casting hay que utilizar monofilamento de 0.50 mms. como mínimo, anzuelos de al menos 2/0 y plomos de grapa de 200 gramos o más.

El cebo preferido es el choco/sepia (fresco y congelado) que aguanta el ataque de los peces pequeños, al menos durante algunos segundos. Esta “morralla” con un peso medio de 500 gms. y compuesto principalmente por Sargos y Bailas, alegraría el día a cualquier pescador en España, pero en Mauritania molesta porque no deja que las piezas de mayor tamaño lleguen al cebo. Consecuentemente, para coger peces de varios kilos, hay que pescar con una tira de choco de 15 cms. ensartado en un anzuelo más grande (6/0), con el freno del carrete quitado e ignorando los toques pequeños a la espera de una gran picada.

Para coger los grandes tiburones y rayas, hay que pescar de noche, preferentemente con la marea subiendo. Se inserta un pez vivo o muerto en un anzuelo circular de 6/0 con un bajo de acero.

Hay que tener por lo menos 300m de monofilamento de 0,50 mms. en el carrete y un bajo de fluorocarbono de 5 mts. de largo y 1,2 mms. de diámetro. ¡Ojo! Incluso con tu equipo en condiciones, hay que estar en forma.

Una noche, después de haberme vaciado el carrete varias veces en una lucha que duró 40 minutos, perdí una gran raya y varios cientos de metros de monofilamento. ( Hay gran abundancia de conchas de almejas en la arena, cuyos bordes a menudo parten la línea.) ¡Me había desplazado 1 km por la playa detrás del pez! Se han pescado muchos tiburones y rayas de hasta 100 kgs de estas orillas y hay peces mucho más grandes, cuya captura requeriría equipos pesados.

El Spinning y la Pesca a Mosca son otras modalidades muy productivas en Mauritania. Los lances con estrímer o pequeño señuelo alrededor de las manchas de algas en el “mar interior” suelen provocar la picada de las Bailas que acechan a sus presas por estas zonas, mientras en los meses estivales se pueden tentar a los depredadores más grandes como la Palometa, Pejerrey/Anjova, Medregal/Serviola y varias especies de túnidos.

El Centro de Pesca a las afueras de Nouadhibou esta situado en la entrada de una pequeña bahía circular, que a la vez forma parte del “mar interior”, protegido del Átlantico por la península.

El centro dispone de varios botes neumáticos para pescar en profundidades de entre 5 y 30 metros. En mi próxima visita, pienso hacer algo de Jigging a mayor profundidad, cuyos resultados publicaré aquí.

Los visitantes Europeos necesitan un visado para entrar en el país, pero no hace falta ninguna vacuna, aunque se recomienda la de la fiebre amarilla. La Malaria no existe en la parte norte de Mauritania. Poca gente habla español e inglés, así que es importante poderte defender en Francés o Árabe. El consumo de alcohol está mal visto en este país islámico. Hasta los incidentes recientes, era un país seguro para los turistas, lleno de gente simpática. Esperemos que vuelva a serlo pronto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar