PESCA DESDE KAYAK

La pesca desde kayak en las Islas Canarias, igual que la pesca desde barco, se presta a todas las modalidades: Fondo, Curricán, Mosca, Spinning, Jigging y Brumeo. Sin embargo, produce cierta sensación de aventura (…¡o puro masoquismo!) el hecho de estar sentado en una “burbuja de plástico” en pleno Atlántico, a veces asfixiado por el calor y otras veces muriéndote de frío, mientras la costa aparece y desaparece entre las olas.

En los Estados Unidos, donde la pesca en el mar desde kayak se hizo popular en la década de los noventa, la mayoría de los pescadores adquieren un kayak de pesca ya equipado con accesorios como cañeros, ancla, tambuchos e incluso la sonda. Habiendo analizado esta opción, yo decidí comprar mi kayak sin accesorios y equiparlo a mi gusto. Puse varios cañeros en zonas que no interfieren con la acción de remar y coloqué el traductor de una sonda de 200 metros en un tambucho justo delante del asiento (La pantalla va a la misma altura en el costado derecho).

A los pies, y de fácil acceso, va una mochila estanca para guardar los señuelos y las moscas, los aparejos, la cámara, el móvil, una linterna de cabeza, ropa de abrigo y agua. Justo detrás del asiento está el chaleco salvavidas, unas aletas (siempre las llevo por si tengo que alcanzar la costa en caso de accidente), un recipiente con cebo y un frasco para orinar. (¡Es físicamente imposible orinar por la borda de un kayak!) Un cuchillo y unas pinzas muy largas para desanzuelar sin peligro a los peces con pinchos o dientes afilados son dos artículos imprescindibles. Todos los accesorios se amarran al kayak mediante trozos de cuerda con clips.

He probado gran variedad de señuelos y, para las aguas claras de Canarias, prefiero los de 11 a 14 cms. en colores naturales como azul sobre blanco (imitando a la Caballa y Sardina) y gris sobre blanco (imitación de Boga). Sin embargo, los colores chillones dan buenos resultados para determinadas especies y en condiciones de poca luz y de aguas turbias. Por las piscifactorías flotantes a menudo cojo Bicudas bien entrada la noche con señuelos negros (los pinto con rotulador permanente), los cuales, vistos desde abajo por un depredador, hacen una silueta más marcada contra el cielo estrellado. Encontrarás más información sobre los tipos de señuelos utilizados en Canarias en el apartado de SPINNING.

Ya que me gusta practicar la Captura y Suelta, nunca empleo un bichero y no hay espacio en el kayak para una sacadera. Suelo sacar las piezas del agua con las manos, ayudado por unas pinzas largas o el Bogagrip.

Igual que para otras modalidades de pesca, las horas más productivas para curricar desde kayak en las aguas canarias suelen ser las primeras y últimas del día (e incluso la noche en el caso de la Bicuda).

En los días de calma (que son pocos en la costa este de Gran Canaria, donde vivo) disfruto mucho pescando a mosca (cola de rata) por las piscifactorías flotantes, donde grandes cardúmenes de peces son atraídos por la abundancia de pienso. Aquí se puede tentar a los pequeños depredadores como la Palometa, la Caballa e incluso, con moscas diminutas, a la Sardina Machuelada. Para pescar los grandes depredadores con estrímeres, los lances deben ser muy precisos ya que hay muchos cabos alrededor de las jaulas. En al apartado de PESCA A MOSCA encontrarás más información sobre este tema.

Con unas condiciones climáticas favorables, el Spinning y el Jigging desde kayak son dos modalidades muy efectivas en las aguas de las Islas Canarias. Igual que en el Spinning desde tierra, uno lanza el señuelo a los puntos “calientes” como a las puntas de los espigones, en las inmediaciones de las piscifactorías y por los veriles. La gran ventaja es que uno puede moverse por el mar hasta encontrar a los peces, con la ayuda de la sonda y el GPS. Un pequeño jig (de unos 50 gramos), trabajado enérgicamente a medias aguas, puede incitar la picada de una Sierra/Bonito del Atlántico si se encuentran en la zona. Normalmente en invierno, cuando se amainan los vientos alisios, aprovecho para desplazarme a unas bajas que se encuentran a 2 millas de la costa oriental de Gran Canaria en 120 metros de sonda, y donde, empleando jigs de 150 a 300 gramos, se cogen buenos ejemplares de Sama, Bocinegro/Pargo, Rascacio/Cabracho y Medregal/Serviola. Hay otras zonas de las Islas Canarias que están más al abrigo del viento donde se pueden coger estas especies en tamaños respetables durante todo el año.

Respecto a la pesca a fondo en Canarias desde kayak, para evitar las picadas de peces pequeños, es aconsejable practicarla de noche, con un aparejo de pesca de fondo desde barco (pero algo más corto), que consta de 2 ó 3 anzuelos del nº 2 hasta 3/0 (a más profundidad, anzuelo mayor) y plomos de 100 a 200 gramos, dependiendo de la corriente y la profundidad. Como cebo, la gamba pelada, el calamar, el choco, y, bien amarrada al anzuelo con hilo elástico, filetes de sardina o caballa. Las especies son las mismas que en la pesca a fondo desde barco, es decir: el Besuguito/Aligote en fondos de arena y, sobre fondos duros, la Cabrilla/Serrano, la Breca/Pagel y la boga, seguido por el Bocinegro/Pargo, la Sama, la Sama Roquera, la Chopa y varias especies de Morena.

¡ENVÍANOS TUS FOTOS DE PESCA EN CANARIAS!

Te agradeceremos el material que nos envíes y lo publicaremos en nuestro blog

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar