PESCA DE LA CARPA

La Carpa está presente en las islas de Gran Canaria, Tenerife y La Gomera. Debido a la falta de precipitaciones en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, éstas no disponen de presas, mientras no tengo ninguna noticia de la presencia o no de carpas en La Palma y El Hierro. Aunque se pueden pescar pequeñas carpas en las presas tinerfeñas, la mayoría de los pescadores extranjeros pagan una cuota diaria para pescar ejemplares de más tamaño en los estanques particulares.

En Gran Canaria existen buenas poblaciones de Carpa Común y Espejo repartidas en una veintena de embalses. (Encontrarás un mapa de los embalses de Gran Canaria en la sección de PESCA A MOSCA). En la mayoría de los embalses las Carpas son pequeñas (hasta 3 kilos), aunque algunos ejemplares de la presa de Las Niñas alcanzan los 6 kilos, mientras el peso medio de la presa de Chira es de 9 kilos y se han llegado a coger algunos monstruos de más de 17 kgs. Chira es de los pocos embalses de Gran Canaria que siempre ha tenido agua, incluso durante las sequías, y por eso sus carpas llegan a estos tamaños descomunales.

Muchos pescadores extranjeros, atraídos por los artículos de revistas especializadas de sus países, vienen a la presa de Chira a pasar sus vacaciones. Hay zonas de acampada y alojamiento básico en el cercano pueblo de Cercados de Araña. Ya que no hay mucha presión pesquera, estas

Carpas suelen comer cualquier tipo de cebo natural: millo/maíz, papas, miga de pan, etc, además de todos los sabores de boilies y pellets. Es recomendable cebar/engodar si vas a estar pescando en el mismo sitio durante varios días.

Otra técnica interesante para tentar a las carpas que merodean por las orillas en busca de comida es el acecho, técnica más parecida a la caza que a la pesca. Hace falta una caña muy corta y ligera (la mía es una telescópica de 1,20 mts.) y un pequeño carrete relleno de monofilamento de no más de 0,30 mms. El aparejo consta de una boya de color natural (yo utilizo el corcho de una botella de vino con un esmerillón metido por un extremo.) y un solo anzuelo de carpa. Como cebo: el millo (maíz dulce) o la miga de pan, aunque yo consigo los mejores resultados con la formula secreto de mi amigo, Vladi: una pasta roja hecha de comida de canario . (el pajarito, no el isleño…). La técnica del acecho consiste en moverse por la orilla sigilosamente en busca de los peces y/o agacharse para esperarles en una zona de paso. (Hay que llevar gafas polarizadas y ropa de tonos naturales como marrón, beige y verde). Una vez localizado el pez, se lanza el aparejo suavemente unos metros delante de él, intentando adivinar su trayectoria. A menudo la carpa en cuestión se desvía, pero a veces vuelve, atraída por la fuerte aroma del cebo. (¡Estoy convencido que el ingrediente secreto es ron casero…!)

En aguas claras normalmente se ve el cebo entrar en la boca del pez. En aguas turbias y de mayor profundidad, hay que guiarse por la acción de la boya para dar el cachete.

Es necesario conseguir el permiso de pesca en agua dulce del Cabildo Insular correspondiente para pescar en cualquier presa de las Islas Canarias. Toda la pesca en agua dulce es captura y suelta. Es aconsejable llevar repelente para los mosquitos en verano y, teniendo en cuenta que hay muchas cabras por las zonas interiores de las islas, revisa bien tus piernas después de una jornada de pesca por si alguna garrapata quiere volver a casa contigo.

Si quieres más información sobre la pesca de agua dulce en Gran Canaria o las otras islas, puedes contactar conmigo.

¡ENVÍANOS TUS FOTOS DE PESCA EN CANARIAS!

Te agradeceremos el material que nos envíes y lo publicaremos en nuestro blog

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar